¿Qué son los hilos mágicos?

Los hilos mágicos son una alternativa terapéutica para prevenir, corregir y mejorar la flacidez. Se trata de un procedimiento sencillo y seguro de rejuvenecimiento facial, cuello , escote y otras zonas corporales.

Mediante la inserción de unos finos hilos de sutura reabsorbibles de PDO (polidioxanona), transportados por una agujas especialmente finas, para que la colocación sea muy poco agresiva y por supuesto no dejar marcas ni cicatrices, se consigue mejorar la elasticidad y calidad de la piel y así inducir una mayor definición del ovalo facial al elevar las estructuras faciales.

Al insertarse los hilos, alrededor de ellos se producen fibroblastos y colágeno, siendo la propia piel la que genera unos nuevos ‘hilos’ naturales de colágeno, un ‘autolifting’ biológico, aportando una tracción que disminuye la flacidez.

Los hilos PDO se reabsorben a los 6 meses, aunque al perdurar los hilos por fibrosis natural, el efecto puede prolongarse hasta 12 o 18 meses, dependiendo del tipo de piel, la edad, el grado de descolgamiento y la respuesta individual de cada paciente.

Esta técnica está indicada en personas que estén iniciando los primeros signos de flacidez facial o bien cuando estos son más evidentes.

¿Cómo es la técnica?

Se insertan los hilos de PDO mediante unas agujas especiales de diámetro muy fino que son perfectamente toleradas.

Esta técnica permite una recuperación rápida y una incorporación a la vida habitual casi inmediata.

Hilos mágicos: tratamiento eficaz para la flacidez facial
5 (100%) 1 vote